Familias del Kínder A plantaron un árbol

Una hermosa experiencia vivieron las Familias del Kínder A,  en nuestra parcela.

Además de contribuir al cuidado de la naturaleza, esta actividad permitió pasar un momento  en familia.

Los niños, con la ayuda de sus padres, plantaron un árbol, por lo que se convirtió en una excelente oportunidad de colaborar con el medio ambiente y devolverle a la naturaleza un poco de todo lo que nos da. Los árboles se encargan de purificar el aire, regular la temperatura, proteger el suelo, además, son el albergue de otros seres vivos. Y por si fuera poco, entregan un espacio agradable a nuestro centro deportivo y recreativo.

Con esta iniciativa, los alumnos del Kínder A, aprendieron  a respetar y a disfrutar de la naturaleza. Ellos tomaron  contacto real con la vida ecológica, comprendieron la importancia de cuidar a un ser vivo, pero por sobre todo, amarlo.

Un gesto que sin duda dejará huella en los niños.